Haz tu Esfera

1 mayo, 2011

Frecuencias Vibratorias para desbloquear y recuperar

Cómo hacer la Esfera

1. Mover nuestra Atención

A través de la investigación energética se ha visto que las palabras tienen una frecuencia vibratoria que influye en la energía. Las palabras -usadas desde el Alma- nos ayudan a limpiar y acomodar nuestras estructuras energéticas.
Para comenzar a desbloquear la energía en nuestro cuerpo y nuestro entorno, lo primero es aprender a mover la atención a una parte específica del cuerpo. La zona a nivel físico es el pecho- entre la garganta y el esternón-, el sitio en donde se encuentra lo que llamamos el lugar del Alma.

¿Cómo muevo mi Atención al Alma?

Vamos a bajar todos nuestros pensamientos -todo lo que hay en la mente y el cerebro- al lugar del Alma. Podemos usar una mano con la palma hacia abajo, y a cinco centímetros frente a nosotros. La colocamos a la altura del cráneo superior, y bajamos al pecho lo que estamos pensando en ese momento.
Es muy probable que tu mente comience a ponerte trabas. Hay que decirle a la mente: “…Actúa Simple…”, y hacer nuestro ejercicio para avanzar en el uso de nuestras habilidades energéticas.
Al bajar nuestros pensamientos, procedemos a jalar todos nuestros sentimientos desde la planta de los pies. Para esto, usa tus dos manos -igual a cinco centímetros del cuerpo- y jala desde cada pierna, hasta sentir que arrastras lo que está acumulado en los pies, tobillos, espinillas, pantorrillas, rodillas, corvas, muslos, piernas, glúteos, órganos sexuales, espalda baja y vientre, hasta el lugar del Alma.
Puede suceder que en alguna de las zonas por las que pases, sientas que te atoras. Es ahí donde se han acumulado tus emociones creando un bloqueo energético. Ahí debes dar un jalón más fuerte para deshacer ese nudo de energía.
Para concluir, mueve las emociones que están en el corazón. Usa tu mano derecha y acaricia la zona del corazón hasta que sientas que mueves todo al pecho. Al hacerlo, es común que tengas diversos sentimientos: Lo que hemos guardado por tanto tiempo, sale para que podamos actuar y resolver.

2. Haz tu Esfera

Al bajar los pensamientos, jalar los sentimientos y mover las emociones, nuestra Atención está concentrada en el lugar del Alma. Este lugar tiene la forma de una esfera de color amarillo claro. Al mover toda nuestra Atención a esta zona, la energía que no es de nosotros, se desbarata y regresa a donde pertenece.
La esfera del Alma tiene otra habilidad: Podemos hacer que se expanda tan grande como queramos. Al expandirla o deslimitarla, la esfera del Alma va desbloqueando toda la energía que nos rodea. Es la forma más simple y efectiva de limpiar y acomodar las estructuras energéticas nuestras y de nuestro Entorno.

3. Uso de las Palabras

Al principio mencionamos que las palabras tienen una frecuencia vibratoria que influye en la energía, y que las palabras -usadas desde el Alma y con nuestras Facultades- nos ayudan a limpiar y acomodar nuestras estructuras energéticas.
Para que las palabras tengan efecto en el desbloqueo de energía que no es nuestra, lo primero que trabajaremos será el mover nuestra Atención al lugar del Alma. Desde ahí, más que decir las palabras, vamos a sentir estas palabras. Sólo así actúan en nosotros y nuestro Entorno.
Todo lo que hay en el Universo tiene una frecuencia vibratoria. Cuando las frecuencias están actuando como les corresponde, su movimiento gira hacia la derecha. Cuando las frecuencias se bloquean, su movimiento se invierte, ocasionando un daño.
En nuestro trabajo de limpieza energética, lo que vamos a revisar de entrada van a ser las frecuencias vibratorias. ¿Cómo las sentimos? ¿Cómo percibimos su movimiento? Con la práctica nos será muy simple detectar el flujo de la energía.

Para decir las palabras energéticas, las frecuencias vibratorias deben estar moviéndose hacia la derecha. Para acomodar las frecuencias, movemos nuestra Atención al Alma, y desde ahí sentimos (decimos desde el Corazón): INVIERTO A FRECUENCIAS MUNDO, lo que va a hacer que las frecuencias cambien su movimiento hacia la derecha.
Hay un movimiento que no corresponde a Mundo, y es cuando las frecuencias se mueven en oscilaciones constantes -de izquierda a derecha, o de arriba hacia abajo-. En ese caso, movemos nuestra Atención al Alma, y decimos: ENERGIA CONSTANTE A FRECUENCIAS MUNDO…

Y enseguida procedemos a leer nuestra lista de códigos y palabras energéticas.

*

Haz tu Esfera

*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

*