El Camino con Corazón

8 marzo, 2011

El tiempo sigue su marcha implacable.

Todo se está moviendo a una velocidad e intensidad como nunca antes habíamos percibido.

Parar el Tiempo

Los últimos tiempos inundan de preguntas nuestra existencia:

¿Hago lo que tengo qué hacer?, ¿Actúo lo que debo actuar?

Y los días venideros nos proponen nuevos proyectos y expectativas:

¿Cómo actuar para resolver?

Actuar UNO significa recuperar mis pedacitos de lo que Soy, es decir, de mi Esencia…

Y para los Nuevos Tiempos, recuperamos algunos de los siguientes pedacitos:

Cuando un guerrero aprende a parar su diálogo interno todo es posible; hasta los proyectos más descabellados se vuelven factibles.

Carlos Castaneda: Relatos de Poder.

Actuar porque Sí

Desde pequeños aprendemos que al Actuar porque Sí nuestros proyectos más descabellados se vuelven factibles. Pero nos hacemos grandes y se nos olvida. ¿Porqué?

Un poco de Historia:

Cuando llegamos al planeta Tierra (a long, long time ago), la sociedad despertaba a una nueva forma de pensar y vivir lo cotidiano. Se comenzaba a vislumbrar una Nueva Consciencia que por desgracia, fue aplastada con violencia por el Sistema de Control que no quiere que nada cambie.

De ahí la decisión de desconectarnos de los patrones y programas mundiales, de renunciar al sin sentido, de salir de los daños para vivir desde lo que somos. Así accedemos al otro lado del Mundo donde se perciben las cosas como son: En Esencia Pura, con su fluír luminoso donde no hay imposibles. El Actuar porque Sí. Y eso, ¿cómo es?

Vamos ahora a la raíz de la raíz y el brote del brote…

Enseñanzas I:

¿Tiene Corazón este Camino?

La mente son los sistemas y patrones de control. Al quitarnos la mente, movemos la concepción del Mundo que nos transmitieron desde el vientre materno. Para Ser, hay que dejar de ser mentales. Una forma de acceder al Mundo de Esencia es aprender a mover nuestra Atención. Concentra tu energía en el centro del Corazón. Desde ahí, intenta pensar y tomar tus decisiones.

Cualquier cosa es un camino entre un millón de caminos.

Por tanto, un guerrero siempre debe tener presente que un camino es sólo un camino; si siente que no debería seguirlo, no debe permanecer en él bajo ninguna
circunstancia.

Su decisión de mantenerse en ese camino o de abandonarlo debe estar libre de miedo o ambición. Debe observar cada camino de cerca y de manera deliberada. Y hay una pregunta que un guerrero tiene que hacerse, obligatoriamente:

¿Tiene corazón este camino?

Todos los caminos son lo mismo: no llevan a ninguna parte.

Sin embargo, un camino sin corazón nunca es
agradable.

En cambio, un camino con corazón resulta sencillo: a un guerrero no le cuesta tomarle gusto; el viaje se hace gozoso; mientras un hombre lo sigue, es uno con él.

Carlos Castaneda: Las Enseñanzas de Don Juan.

Enseñanzas II:

Un Huevo de Fibras Luminosas.

Durante los Talleres de Energía, surge la inquietud de cómo aprender y cuándo comienza uno a ver el flujo energético. Cuando dejas de buscar y perseguir, todo llega a tí. Serenidad y paciencia. Sólo debes concentrarte. Concentrarte es mover la Atención al Centro de tí.

Cuando los seres humanos se ven como campos de energía, parecen fibras de luz, como telarañas blancas, con hebras muy finas que circulan desde la cabeza hasta la punta de los pies.

De ese modo, ante el ojo del vidente, un hombre aparece como un huevo de fibras que circulan. Y sus brazos y piernas son como cerdas luminosas que brotan en todas direcciones.

Carlos Castaneda: Una Realidad Aparte.

Enseñanzas III:

Ser Liviano y Fluído.

En el corazón están grabados los miedos, las tristezas, los odios, los rencores, las humillaciones y manipulaciones. Lo que cargamos determina nuestro carácter ante el Mundo de las apariencias. Limpiar el corazón significa borrar y cancelar toda la energía ajena que llevamos arrastrando.

Sentirse importante lo hace a uno pesado, torpe y banal. Para ser un guerrero se necesita ser liviano y fluído.

Carlos Castaneda: Una Realidad Aparte.

Enseñanzas IV:

Desapego.

El estar enganchado al pasado, y creando expectativas hacia el futuro hace que mi energía se fragmente. No engancharme significa no crear cordones energéticos con nada ni con nadie. Sólo así mi energía se mantiene completa. Desapego es dejar que todo siga su curso natural.

Casi nunca nos damos cuenta de que podemos suprimir cualquier cosa de nuestras vidas en cualquier momento y en un abrir y cerrar de ojos.

Carlos Castaneda: Viaje a Ixtlán.

Enseñanzas V:

Los Guerreros Saltan sobre los Muros.

Al iniciar el Camino para recuperar nuestras Facultades surgen miles de obstáculos para que no lo logremos. Al desengancharnos de esas interferencias, movemos la Atención hacia nuestra Esencia.

Los guerreros no ganan victorias golpeándose la cabeza contra los muros, sino rebasando los muros. Los guerreros saltan sobre los muros, no los derriban.

Carlos Castaneda: Relatos de Poder.

Enseñanzas VI:

Nadie nace Guerrero.

Respira. Manténte en estado de alerta con profunda tranquilidad. Así lograrás la claridad para saber cómo Actuar en todo momento y en cualquier situación.

Ser un guerrero no es sólo cuestión de desearlo. Es más bien una lucha interminable que seguirá hasta el último instante de nuestras vidas. Nadie nace guerrero, como nadie nace hombre corriente. Somos nosotros quienes nos hacemos lo uno o lo otro.

Carlos Castaneda: Relatos de Poder.

Enseñanzas VII:

Actuar porque Sí.

Actúo Uno para sentir que cada célula y cada fibra de mi ser vibran en armonía con la Totalidad.

Un guerrero, como maestro, debe enseñar ante todo la posibilidad de actuar sin creer y sin esperar recompensa; de actuar porque sí.

Carlos Castaneda: Relatos de Poder.

Enseñanzas VIII:

Percepción y Consciencia.

Si no es Aquí, ¿dónde? Si no es Ahora, ¿cuándo?

El núcleo de nuestro ser es el acto de percibir, y la magia de nuestro ser es el acto de ser conscientes. La percepción y la conciencia constituyen una misma e inseparable unidad funcional.

Carlos Castaneda: El Segundo Anillo de Poder.

Enseñanzas IX:

Todos podemos Ver.

La Facultad del Vidente es percibir para poder fluír con la Energía.

Todos podemos ver y, sin embargo, elegimos no recordar lo que vemos.

Carlos Castaneda: El Segundo Anillo de Poder.

Enseñanzas X:

Enfocarnos en el Espíritu.

La pérdida de energía produce huecos. Y los huecos son carencias. La mayoría del tiempo tratamos de llenar esas carencias poseyendo cosas, lugares, personas. Sin lograr satisfacción absoluta. Al recuperar tus pedacitos originales, desaparece la compulsión de absorber otras energías ajenas a tí.

Lo recomendable para los guerreros es no tener cosas materiales en las que enfocar su poder, sino enfocarlo en el espíritu, en el verdadero vuelo a lo desconocido y no en trivialidades.

Todo el que quiera seguir el camino del guerrero ha de librarse de la compulsión de poseer cosas y de aferrarse a ellas.

Carlos Castaneda: El Don del Águila.

Enseñanzas XI:

La Alegría del Infinito.

Vivir en tiempo presente: Aquí y Ahora.

Un guerrero sabe que espera y sabe lo que espera; y mientras espera, deleita sus ojos en la contemplación del mundo. El logro definitivo de un guerrero es disfrutar con la alegría del infinito.

Carlos Castaneda: El Don del Águila.

Enseñanzas XII:

En el Propio Cuerpo.

Tan Simple que sólo es cuestión de recordar que cuando éramos pequeños usábamos con facilidad nuestras Facultades Energéticas. Observa a los niños. Vienen para que no se nos olvide que la Esencia de la Vida es el Juego.

Todas las facultades, posibilidades y logros del chamanismo, desde los más simples hasta los más asombrosos, se encuentran en el propio cuerpo humano.

Carlos Castaneda: El Don del Águila.

Enseñanzas XIII:

La Importancia Personal.

Somos seres únicos. Incluyendo elementos, lugares, cosas, plantas, y animales. Todo es igual de importante, y por eso, todo merece nuestro profundo respeto.

El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.

Carlos Castaneda: El Fuego Interno.

Enseñanzas XIV:

Campos de Energía.

Al recuperar nuestros pedacitos de Esencia, podemos aumentar nuestras Facultades Energéticas para acceder a otros Niveles de Consciencia.

No es que un guerrero aprenda chamanismo con el paso del tiempo; lo que aprende con el paso del tiempo es, más bien, a ahorrar energía. Esa energía le permitirá manejar algunos de los campos de energía que normalmente le son inaccesibles.

El chamanismo es un estado de consciencia, es la facultad de utilizar campos
de energía que no se emplean al percibir el mundo cotidiano que conocemos.

Carlos Castaneda: El Conocimiento Silencioso.

El porqué:

La Reflexión sobre los anteriores fragmentos energéticos surgió a partir de pensar los instantes en los que había sentido esa risa completa y llena de Alegría.

Y pensándolo bien, cada momento hacemos el intento para vivir la Alegría del Infinito. Ya lo dijo Osho alguna vez:

“La alegría es muy superior al placer y a la felicidad. Es mucho más delicada y más suave; más parecida a una flor. Si tienes que escoger entre las tres, mejor que te quedes con la alegría. Es una sutil armonía. Cuando tu cuerpo, tu mente y tu corazón funcionan al unísono, en profundo acuerdo, aparece la alegría. El cuerpo contribuye con algo y la mente también, pero quien aporta la mayor parte es el corazón. La alegría contiene un poco de placer, un poco de felicidad y alguna cosa más.”

Entonces… ¿Tiene Corazón tu Camino?

ExtraBonus:

El Intento

Hay en el Universo una fuerza inconmensurable e indescriptible que los Chamanes llaman Intento, y absolutamente todo cuanto existe en la Totalidad del Cosmos está ligado al Intento por un vínculo de conexión.
Los Guerreros se dedican a estudiar, a entender y a emplear ese vínculo. Les interesa especialmente limpiarlo del aturdimiento y del entumecimiento provocados por los intereses ordinarios de la vida cotidiana.

A este nivel, el Chamanismo puede definirse como el proceso de limpiar nuestro vínculo de conexión con el Intento.

PostData:

¿El Amor es sólo un capricho de la Naturaleza para que hagamos bebés?

ó…

¿El Amor es la Esencia de nuestro Ser y de nuestro Universo?

Llevo tu corazón conmigo

(lo llevo en mi corazón)

nunca estoy sin él (tú vas dondequiera que yo voy, amor mío;

y todo lo que hago por mí mismo

lo haces tú también, amada mía).

No temo al destino

(pues tú eres mi destino, mi amor)

no deseo ningún mundo

(pues hermosa tú eres mi mundo, mi verdad)

y tú eres todo lo que una luna siempre ha sido

y todo lo que un sol cantará siempre eres tú.

He aquí el más profundo secreto que nadie conoce

(he aquí la raíz de la raiz y el brote del brote

y el cielo del cielo de un árbol llamado vida;

que crece más alto de lo que un alma puede esperar

o una mente puede ocultar)

y éste es el prodigio que mantiene a las estrellas separadas.

Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón).

E.E. Cummings

De verdad, lo siento. Perdóname, por favor. Gracias. Te amo.

Epílogo:

El deseo no es Amor Sincero. Por eso cuando andes en la calle y alguien te mire con cara de deseo, díle: “Lo que pasa es que tú no me quieres con sinceridad…”

Por los Nuevos Tiempos, vive muy buenos Amores!

Cualquier comentario, te dejo mi correo:

actuaryresolver@gmail.com

Buen Viaje!

*

El Camino con Corazón

*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*